Errores al vender una vivienda como particular

imagen artículo

30/11/-0001

Autor: AroldArquitectura

En esta publicación les contamos los errores más comunes que cometen los partículares a la hora de vender sus viviendas.

Vender un piso sin inmobiliaria.

Después de mucho pensarlo, por fin te has decidido a vender tu piso como particular. No quieres agencias, ni intermediarios de ningún tipo, al fin y al cabo, no debe ser tan complicado. Poner un anuncio y contestar a las llamadas y mensajes, no vale lo que piden las agencias inmobiliarias. Todo parece fácil, pero todo aquello que no sepas hacer siempre es mejor dejarlo en manos de los profesionales.

Error Nº1: Darle un valor al piso en función del dinero que necesitas.

Sin duda este es uno de los errores más comunes. Valoramos el piso que queremos vender según el dinero que necesitamos para comprar una nueva vivienda o poner en marcha el proyecto en que estamos inmersos.

Si estás penso en comprar una vivienda, calcula muy bien lo que necesitas antes de poner tu piso a la venta. La experiencia me dice que no suelen coincidir.

Error Nº2: Tomar como referencia el precio al que tu vecino dice que ha vendido su piso.

La información es poder y conocer el precio al que se han vencido inmuebles con ubicación y características similares a la tuya puede ayudarte a fijar el precio de tu vivienda.

¿Pero qué pasa si la información llega desde una fuente poco fiable? Confía sólo en datos que puedas contrastar si quieres empezar bien con la venta de tu piso.

Error Nº3: Publicar tu piso particular en todos los portales gratuitos de internet.

No todos los portales son iguales. Existen portales inmobiliarios con my buena visibilidad, pero que están orientados principalmente a agencias inmobiliarias.

Si publicas en ellos, es probable que tu piso acabe en las últimas posiciones y que sólo recibas llamadas de agencias inmobiliarias.

Error Nº4: Hacer fotos de tu piso con tu móvil.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de publicar tu piso en portales inmobiliarios es la fotografía.

Lo importante es tener claro que, sin fotografías de buena calidad, es posible que muchos compradores potenciales no se decidan a visitar tu propiedad.

Error Nº5: No poner un cartel en el balcón.

Poner el típico cartel en el balcón es un método antiguo, pero efectivo. Haciéndolo, tu vivienda será visible para personas que viven en tu misma zona y que pueden estar penso en un cambio de vivienda sin abonar el barrio.

Error Nº6: Utilizar tu número de móvil personal en la publicidad.

Poner un cartel en el balcón o un anuncio en internet son formas de conseguir visibilidad. Eso sí. Utiliza un número de teléfono que no sea el personal.

Así podrás filtrar las llamadas interesadas en tus anuncios, descansar los fines de semana y podrás anular el número cuo encuentres un comprador.

Error Nº7: Describir tu vivienda como si fuera un telegrama.

Cuo publiques tus anuncios en los diferentes portales inmobiliarios podrás dejar una descripción para llamar más aún la atención de pontenciales compradores.

Evita repetir lo mismo que has puesto anteriormente y destaca aspectos que sólo tú conoces de tu vivienda.

Por ejemplo, no es lo mismo "Piso de 3 habitaciones y 2 baños con calefacción y aire acondicionado", que explicar lo silenciosas que son las habitaciones o que al tener sol todo el día en invierno, ahorras mucho en calefacción.

Se original, creativo y explica por qué tu piso es una auténtica joya.

Error Nº8: Dejar llamadas o emails sin contestar.

Al empezar con la venta, seguro que lo haces con toda la energía del mundo y responderás a todas las personas que te escriban o te llamen.

Pero es probable que, si pasa un tiempo y no has conseguido vender tu propiedad, las fuerzas empiecen a fallar y empieces a dejar para mañana lo que podrías hacer hoy.

Mi consejo es que no lo hagas. Contesta siempre y en el menor tiempo posible. Nunca sabes quién será el futuro propietario de tu vivienda.

Error Nº9: Sólo atender llamadas fuera de horario laboral.

Se que es complicado. Pero cuanto más limites el horario en el que te pueden localizar, más difícil será encontrar un comprador para tu piso.

Vivimos en la era del ahora y debemos actuar en consecuencia. Si crees que no podrás atender el teléfono a determinadas horas del día, pide a alguien de confianza que lo atienda por ti.

Error Nº10: Dejar el CEE para el final.

El CEE ó Certificado de Eficiencia Energética es imprescindible a la hora de poner tu piso a la venta. Debe ser visible en tus anuncios.

No esperes a tener un comprador para tramitarlo. Haciéndolo sólo te expondrás a una posible sanción y no creo que sea necesario teniendo en cuenta el coste del mismo.

Error Nº11: Realizar visitas sin registro.

Te puede sonar exagerado, incluso paranoico. Pero no olvides que estás dejo entrar a desconocidos a tu propiedad.

En nuestro caso, pedimos que todas las visitas firmen en un registro.

Error Nº12: Empezar con un precio elevado.

Puede parecer una buena estrategia. Primero poner tu piso a la venta a un precio elevado para jugar a las ofertas cuo llegue el momento.

Lo cierto es que no es muy recomendable. En primer lugar, cuo los potenciales compradores hacen sus búsquedas en internet, no miran piso a piso. Utilizan filtros como precio o zona para facilitar la búsqueda, o activan alertas según sus preferencias. Si tu vivienda tiene un precio demasiado elevado, ni siquiera lo verán.

En segundo lugar, siguiendo esta estrategia, corres el riesgo de que nadie te haga una oferta. Muchos compradores se sienten incómodos realizo ofertas o negocio. Es posible que para evitar esa situación, visiten primero aquellas viviendas que cumplan con sus expectativas de precio.

Error Nº13: Bajar el precio para acelerar la venta.

Estarás de acuerdo conmigo en que es una idea igual de mala que la anterior, o peor. Con una buena estrategia de venta y plan de marketing acertado, podrás vender en poco tiempo y a precio de mercado.

En nuestra agencia tardamos de meedia menos de 90 días en vender un piso. No obstante, más del 40% de nuestros encargos se resuelven en menos de 45 días y al mejor precio posible de mercado.

Error Nº14: Descartar las primeras ofertas.

No existe una verdad absoluta sobre este tema. Lo que sí es "verdad verdadera" es que vale la pena valorar todas las ofertas. Quizás el comprador llegue en los primeros días y su oferta sea la mejor que escuchemos.

Error Nº15: No preparar la vivienda adecuadamente.

Una visita dura entre 10 y 30 minutos de media. Depende sel interés. En ese tiempo, los potenciales compradores intentarán en imaginarse viviendo allí.

Preparar tu casa para que les resulte más fácil conseguirlo, mejorará su experiencia e incrementará las posibilidades de vender.

Error Nº16: Preparar la documentación sobre la marcha.

Como ya hemos comentado, existen algunos documentos imprescindibles a la hora de vender un piso.

La cancelación de hipoteca, el registro o el certificado de eficiencia energética son algunos de ellos. Es importante tener disponibles esos documentos desde el principio.

De ese modo podrás facilitar la información a cualquier potencial comprador interesado si fuera necesario y evitarás sorpresas de última hora.

Error Nº17: Realizar las visitas sin preparación.

Error Nº18: Llevar a cabo la negociación por mensajería.

Error Nº19: Dar importancia sólo a los aspectos positivos de la vivienda.

Error Nº20: Ser poco transparente.

Error Nº21: Forzar la visita sin facilitar información previa.

Error Nº22: No actualizar los anuncios de internet.

Error Nº23: Descartar a todas las inmobiliarias.

Error Nº24: Cuidado con las mascotas.

Error Nº25: Gestionar la venta sin ayuda.

Error Nº26: Promocionar tu vivienda sólo en Internet.

Error Nº27: Realizar pocas fotos.

Error Nº28: Rellenar pocos campos en los portales inmobiliarios.

Error Nº29: Descuidar la ortografía.

Error Nº30: No analizar la competencia.

Error Nº31: Desconocer la normativa fiscal vigente.

Conclusiones: